Poder y series

Política para seriéfilos

Daenerys Targaryen en el trono de Rocadragón.

Después de los dragones, la Modernidad

| 0 Comentarios

Daenerys Targaryen en el trono de Rocadragón.

Daenerys preparándose a romper la rueda del medievo. Fuente.

Aunque haya pasado una semana desde El dragón y el lobo, podría ser que alguien no esté al tanto de todo lo que ha pasado esta temporada de Juego de Tronos. Si este es el caso, aviso de que hay espoilers (y no pocos).

Poco ha durado la alegría en la casa del pobre. Tras una espera de un año largo, Juego de Tronos ha soltado sus siete capítulos y nos deja posiblemente para dos años. Este año ha habido bastante polémica acerca del tono, su ritmo temporal y la evolución de la serie. Muchas personas consideran que la pérdida de la guía de George RR Martin ha llevado a la serie a deambular sin mucho sentido. Sin embargo, creo que la serie está contando, a parte de las batallas de más allá del Muro, algo que, muy posiblemente forme parte de la idea original de las novelas. Porque, aunque no sea evidente, muchas de las cosas que nos cuenta Juego de Tronos es, con bastante detalle, el salto de la monarquía feudal a la absoluta: de la Edad Media a la Modernidad.

El final de la monarquía medieval.

La monarquía medieval era una monarquía más bien limitada. En términos generales, el rey era un señor noble con algunos atributos adicionales. Tenía monopolios importantes, tenía un (débil) control del territorio, podía hacer leyes (tampoco con un grado de cumplimiento extraordinario) y poco más. En la monarquía absoluta el Rey es el que controla todo en el país. Hace las leyes, controla la economía, el ejército y las relaciones exteriores, en muchos casos la iglesia. Agunas de estas cosas ya las tenía el monarca medieval, pero  muy limitadamente. Ni tenía una fuerza que pudiera superar a las casas nobles, ni podía hacerla llegar rapidamente al reino. Es decir, mandaba, y si se las apañaba muy bien, y tenía controlados a los nobles, podían hacerle bastante caso.

La modernidad y la desaparición de la nobleza.

Lo primero a tener en cuenta en una monarquía medieval es la dependencia de la nobleza para todo. El ejército medieval  depende, en gran medida, de que esos propios señores nobles aportaran lo necesario. Además, llevar al ejército de un lado a otro era muy lento. Esto lo hemos visto en Juego de Tronos a lo largo de estos años: Reyes (legítimos o insurgentes) pidiendo a los nobles que convoquen a sus banderizos para apoyarles, necesitando acuerdos complicados (como el que acabó llevando a la tumba a Robb Stark). También hemos visto los problemas para formar y mandar a esos ejercitos nobiliarios de un lado a otro del reino (hasta este año, que han volado en un mismo capítulo para llegar a resolver situaciones in-extremis). Todo esto, ha dado para seis temporadas.

Sin embargo, recapitulemos. Los Tully han desaparecido (bueno, está el tío apenao, pero a nadie le importa). Los Martell, para qué hablar. Igual ha ocurrido con los Frey (justicia divina), los Tarly, los Baratheon, Arryn, Tyrel y los Bolton. También es muy posible que los Lannister también desaparezcan, (más aún con la profecía de Maggy la Rana). Los Greyjoy (sabemos que no son al uso, dado que son una monarquía electiva) tampoco parece que vayan a ir muy lejos. En resumen, tenemos a los Stark un poco por ahí (con algunas casas menores como los Mormont), y como no sea que Sansa se líe a tener hijos (y yo con su experiencia marital, no creo que esté por la labor), no va a quedar una nobleza en condiciones.

¿A qué señor noble le va a pedir la Khalessi que doble la rodilla para que le obedezca?

Los ejércitos propios.

Un segundo punto es el ejército propio. La Targaryen tiene su propio ejército suyo. Básicamente se nutre de los Dothraki y de los Inmaculados. Es decir,para montar un taco no necesita nobles, ni favores, ni nada para tener (posiblemente) el mayor ejército del mundo. Es muy poco probable que los generales se vayan a para otro lado por traición (como pasó a Robb Stark) o por una mejor oferta económica.

Podríamos decir que Cersey va a tener su compañía de mercenarios (y a Euron Greyjoy, junto con los pocos Lannister que queden). A parte del problema que puede suponer si hay alguna relación entre la Compañía Dorada de los libros para la serie (no digo más porque podría ser un spoiler), los mercenarios no son lo mismo. Primero, porque tu capacidad de imponer la ley depende mucho de que puedas seguir pagando las cuotas mensuales. Esto ha generado problemas históricos (en España hemos tenido grandes episodios como el saqueo de Roma en 1527 para cubrir los atrasos en la cuota) que no siempre se han resuelto.

Por otro lado, como bien señala Maquiavelo, el tener un ejército propio y nacional supone un cambio importante. Primero porque obedecen al rey. Segundo porque se matan por el rey (Daario Naaharis es un buen ejemplo de lo fieles que son los mercenarios cuando la cosa está fea).

Las murallas.

Un último caso a no olvidar, es el poco sentido que tienen las murallas en un mundo con Dragones. Quitando el hecho de que vuelan, son muy efectivos, y obedecen solo a la reina, no deja de ser algo similar a la pólvora. Cuando llegó la pólvora a Europa a finales del siglo XV, las ciudades con murallas dejaron de tener sentido. ¿Qué arreglas con un muro grande, si puedes lanzar proyectiles pesados que explotan casi de contínuo? Con ese motivo, las ciudades europeas dejaron de hacer murallas por la época. Esto se aprecia mal por aquí, porque hay pocas ciudades realmente nuevas. Si vamos a las Canarias, o a las ciudades hechas por todo tipo de europeos en América, las murallas (quitando puestos de artilleria en los puertos) no son muy comunes.

¿Qué significa esto? Pues que resistirse al ejército que mande el Rey en focos locales (como por ejemplo, en El Valle, o en Invernalia) tiene poca utilidad.

La Guerra contra el Rey de la Noche.

Por otro lado, tenemos al Rey de la Noche con su ejército de caminantes y espectros a punto de barrer Poniente. Esta situación, como era de esperar ha hecho que todos (bueno, casi todos los personajes de la serie) se hayan aliado para enfrentarse a esta amenaza. ¿Qué significa esto? Pues posiblemente dos cosas: que van a morir muchos y que nada será igual.

En primer lugar, es evidente que con el cariño de Martin para matar gente, en la próxima temporada nos espera un altísimo balance de bajas en Poniente (y posiblemente entre los protagonistas). Las muertes en grandes masas suelen tener un efecto importante en la historia. Suelen frenar bastante lo que pasa en un territorio. Europa, por ejemplo, se vió muy dañada por la Peste Negra, tardando en recuperar población y producción varios años.

Los que quedan vivos se encuentran con dos circunstancias nuevas (a parte del previsible stress postraumático). Por un lado, como quien dice “les toca más a repartir”. Es decir, muy posiblemente haya una brutal redistribución de la riqueza ( o pobreza) en el Poniente post-caminantes (no necesariamente social o justa).

La guerra como fenómeno re-estructurante.

Formar parte de una coalición contra el mal absoluto obliga a llegar a un acuerdo social. Es decir, como bien apunta Hobsbawm, la guerra es un fenómeno reestructurante. En Europa, posiblemente dos de las cosas que más han contribuido al desarrollo del Estado Social es la cantidad de ciudadanos que murieron entre las dos guerras mundiales y la dificultad que tiene el Estado de mirar para otro lado. Es decir, todos los que van a partirse la cara contra el dragón de hielo, los fantasmas y demás, y sobrevivan, van a tener bastante legitimidad para pedir a quien gobierne el Poniente que se acabó el rema de tenerlos muriendo de hambre al amparo de salteadores y tal.

De la Fortaleza Roja a Versalles.

Todo esto lo hemos estado viendo a lo largo de la serie. Como bien ha dicho Danaerys, ella ha venido “A romper la rueda”. Creo que esa ruptura va a ser, especialmente, el fin de los 7 Reinos, la nobleza y el feudalismo que hemos visto. Esto ya es algo que pasa por necesidades del personaje. Por ejemplo, el consejo de la reina no está lleno de nobles (como estaba el de la Fortaleza Roja), sino de profesionales o personas de su confianza más allá de su cuna. Es verdad que está Tyrion (más como consultor político que como noble) Missandey, Gusano Gris y Varys (un poco la excepción del consejo antiguo)…Este cambio de un consejo profesional y no nobiliario es uno de los aspectos más definitorios de la modernidad, como señala Elías.Supone un cambio básico en el concepto de promoción social.

Posiblemente, aunque todos esperemos a saber quién acaba en el Trono de Hierro, lo más importante de Juego de Tronos es que el Trono de Hierro no será el mismo del que fué antes. Todo apunta a que el poniente que resulte (igual que la Tierra Media post-Sauron), rompera una “pausa histórica” por esa rueda de la que habla tanto la Khalessi. Ahí si que creo que la serie sigue el plan que tiene Martin, pero, aunque no sea así, es una idea que sí que compro.

 

 

 

 

Autor: craselrau

doctor en ciencias políticas, friki, cocinillas y bloguero. Analista web y colaborador en todoseries.